Agregaban droga en papas “extra crujientes”

0
613

Los clientes se acercaban a una sucursal de Burger King a preguntar por “el chico malo”.

La policía de Nuevo Hampshire, Estados Unidos, detuvo a dos empleados de Burger King que vendían droga dentro del autoservicio.

Identificados como Garrett Norris y Meagan Dearborn, de 20 y 19 años, agregaban mariguana en el pedido de aquellos clientes que se acercaban a preguntar por ‘el chico malo’ (sobrenombre de Norris) y posteriormente pedían unas papas fritas “extra crujientes”.

De acuerdo con el oficial Mike Wallace, ni el gerente ni el resto del personal están involucrados en el caso, pues desconocían lo que estaba pasando.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta