“Doña Lety” ex PJF jefa del Cártel de Cancún

0
1318

No es nada nuevo que una mujer esté al frente de una organización
criminal o de un cártel de las drogas, como Sandra Ávila Beltrán, “La
Reina del Pacífico”, involucrada con varias organizaciones, Enedina
Arellano Félix, “La Narcomami” o “La Jefa”; líder del Cártel de
Tijuana, actualmente prófuga, Clara Elena Laborín Archuleta, esposa de
Héctor Beltrán Leyva, “El H”, así como otras de menor importancia.

Lo que resulta novedoso, es que ahora tuvieron que aliarse varios
cárteles: “Zetas”, “Golfos”, “Pelones” (Sinaloa) y sicarios del Cártel
Jalisco Nueva Generación, en un grupo autodenominado “Los Combos”,
para poder combatir a uno solo: el Cártel de Cancún, comandado por una
ex policía federal, Leticia Rodríguez Lara, mejor conocida como “Doña
Lety”.

Las autoridades antidrogas identificaron en Cancún, Quintana Roo, a
“Los Combos”, un nuevo grupo criminal que está integrado por sicarios
provenientes de Veracruz, Tamaulipas y Tabasco, aliados con ex
integrantes de “Los Zetas”, “El Cártel del Golfo”, “Los Pelones”, uno
de los grupos ejecutores del Cártel de Sinaloa y con sicarios del
Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), para disputar la plaza de
Cancún a “Doña Lety”.

Según la Policía Ministerial, los “levantones” (secuestros),
ejecuciones, cobro de derecho de piso, atentados contra discotecas,
bares, centros nocturnos y casas de citas, en Puerto Morelos, la zona
hotelera de Cancún (Benito Juárez), Alfredo V. Bonfil, Tulum, Xel-Ha,
Isla Mujeres, Cozumel y otros municipios de Quintana Roo, son
resultado de los enfrentamientos entre el nuevo grupo de “Los Combos”
y el de Leticia Rodríguez, a la que también le apodan “La 40”.

La organización de “Doña Lety”, ex agente de la desaparecida Policía
Judicial Federal, que estuvo adscrita a la Delegación de la PGR en
Quintana Roo y luego se pasó a las filas del narcotráfico, opera
desde hace más de cuatro años y se fortaleció a principios del año
pasado, con la unión de ex convictos pertenecientes a otros grupos
delictivos.

El pasado 26 de noviembre fue hallado el cuerpo descuartizado de un
sujeto conocido como Isidro N, en la colonia Cetina Gazca, en Puerto
Morelos. Las pesquisas revelaron que pertenecía a “Los Combos” y había
sido ejecutado por sicarios de “Doña Lety”.

Tan sólo una semana después, sicarios de “Los Combos” ejecutaron a
quemarropa a dos vendedores de droga de las discotecas Mandala y Bar
Congo, situadas en el corazón de la zona hotelera de Cancún.

Antes, el 29 de octubre pasado, dos casas de citas que se localizaban
en la Supermanzana fueron tiroteadas y ejecutados dos distribuidores
de droga en los bares Xtabay y La Oficina.

¿Quién es “Doña Lety”?

Pese a que desde hace más de cuatro años Leticia Rodríguez Lara opera
en el llamado “Pasillo de las drogas”, su nombre pasaba desapercibido,
aparentemente, ya que fue hasta agosto del 2015, cuando subieron al
portal de You Tube un video de los últimos minutos del taxista Leni
Rodríguez Reyes, encontrado sin vida en un camino de terracería de la
delegación Alfredo V. Bonfil, cuando su nombre empezó a ser
mencionado.

El “levantón” y ejecución del taxista se lo adjudicó el Cártel del
Golfo y el video, subido el siete de agosto del 2015, con duración de
6 minutos con 45 segundos, lo tituló: “Cártel del Golfo matando
Chinolas (así les llaman a los de Sinaloa), en Cancún”.

Leni, quien vestía una camisa blanca con la leyenda del Sindicato de
Taxistas “Andrés Quintana Roo”, aparece sentado frente a una mesa. Es
interrogado por un sujeto vestido de negro, encapuchado, que lleva un
arma larga, que dice: “Somos del Cártel del Golfo, somos de la 98
Carrizales y estamos acá en Cancún para venir a limpiar”.

-Me llamo Leni Rodríguez Reyes, soy taxista y me apodan “El Zorrillo”,
trabajo para el Cártel de Sinaloa cuyo patrón es don Clemente Soto,
para él trabaja la señora Leticia Rodríguez Lara alias “La 40”,
comienza a decir a la cámara el taxista.

-Me dedico a la venta de drogas en la zona hotelera, a mí me reclutó
el comandante Tierno, quien me citó en una casa de seguridad en
Bonfil, donde me entrevisté con el señor Carlos Mario, comandante de
la Policía Judicial, que tenían controladas a todas las autoridades
junto con el comandante Sánchez Sánchez, el comandante Martín Estrada,
el comandante de la zona hotelera apodado “El Chilango” y también el
comandante Robles.

-La señora (Leticia Rodríguez) es la encargada de manejar todo en la
zona hotelera, discotecas y brazaleteros, todo lo controla junto con
sus aliados “El Roger”, “El Chemo”, “El Seco”, su hermano y su papá
que le dicen “El Primo”.

-El que reparte la droga en la zona hotelera es el gerente del bar El
Dazan, junto con un señor de gorra, un viejito con cola y en El Dadi
‘O quien reparte droga es “El Chino” y se mueven en los taxis números
4656 y el 2021.

-Yo llegué a esto por amenazas de la señora Leticia, ella maneja y
tiene todo el control, nos obligan, nos amenazan, nos tienen a la
fuerza, yo ahorita estoy en manos del Cártel del Golfo, lo cual no sé
qué suceda conmigo.

Al siguiente día aparecería ejecutado.

La fama y peligrosidad de “Doña Lety” se confirmaría el año pasado, al
ser detenida Laura Vázquez Díaz, quien dijo ser comadre de Leticia
Rodríguez.

Cuando Laura fue capturada por la Policía Municipal de Cancún, aseguró
que su comadre la sacaría del problema y, efectivamente, al llegar
ante el Ministerio Público Federal, ya que le hallaron drogas, un arma
de grueso calibre e incluso una granada de fragmentación, ya era
esperada por el abogado Cecilio Arana, enviado por su protectora
Leticia Rodríguez, quien se hizo cargo de su defensa.

En su declaración, la mujer no negó su responsabilidad y dijo trabajar
para su comadre, además de formar parte del grupo de los “Zetas”,
tanto distribuyendo droga como haciendo labores de “halcón” (espía),
en la localidad de Alfredo V. Bonfil.

Este abogado, fue quien defendió a Leticia Rodríguez cuando fue
detenida, junto con Francisco Armenta Cruz y Felipe Martínez, a bordo
de la camioneta Grand Cherokee, placas 757-YEG.

Llevaba una pistola Pietro Beretta USA Corp, calibre 9 milímetros,
modelo 92FS, matrícula L086467, con un cargador, y 18 cartuchos útiles
con su silenciador, así como una escopeta recortada calibre 16, sin
embargo, “por inconsistencias en el expediente” fue liberada un par de
días después.

Asimismo, cuando se detuvo a Laura le encontraron recortes de
periódicos de cuando había sido aprehendida su comadre Leticia, además
de varias hojas de papel en la que estaban anotadas una serie de
claves.

En una de los escritos había anotaciones como “sopa de verduras”,
clave utilizada para nombrar a miembros del Ejército; los marinos son
llamados “Gansitos”; los policías municipales de Cancún, “mundiales”;
los de Bonfil , “clavos” y los operativos policíacos son llamados,
“fiesta” y para señalar por dónde sería el movimiento, manejaban las
claves “patio delantero” o “patio trasero”, refiriéndose a las
entradas y salidas.

Sin embargo, al igual que en el caso de “La 40”, Laura sólo permaneció
tras las rejas unos cuantos días y después, inexplicablemente, fue
puesta en libertad.

También han sido detenidos con drogas y armas, su hijo, Rafael Zoczi
Rodríguez, alias “El Dobber”, su pareja, Rafael Zoczi y su hermano,
Víctor Luis Rodríguez Lara, alias “El Tío”, pero en cuestión de horas
o a lo sumo días, fueron dejados libres.

No obstante, al darse una serie de detenciones de varios integrantes
de su grupo, “Doña Lety” se vio obligada a desaparecer de la escena,
aunque tras bambalinas sigue manejando la situación.

Al abandonar la localidad de Bonfil, donde tenía su centro de
operaciones, dejó al mando a un sujeto conocido como “El Chore”,
señalado por narcomenudistas y adictos, como uno de los principales
distribuidores de drogas y todo sigue igual.

El apodo de “La 40” volvió a resurgir cuando se detuvo a Raúl Muñoz
Aguirre, “El Sincler”, quien fuera uno de sus lugartenientes y después
su enemigo, ya que se pasó al bando contrario y se volvió su
competidor en la zona hotelera de Cancún.

Pero ante la embestida y el poderío de “Doña Lety”, “El Sincler” tuvo
que huir ante el temor de ser ejecutado, sabía que si la gente de su
antigua patrona lo atrapaba, sería ejecutado como muchos otros, por lo
que se refugió en Mérida, Yucatán, donde finalmente se le detuvo.

“El Sincler” reveló nombres, apodos y hasta ubicación de puntos de
venta de droga manejados por “Doña Lety” y su gente, por lo que las
autoridades cuentan con mayor información para poder capturarla.

Actualmente, desde las sombras, “Doña Lety” sigue controlando una
extensa red de narcomenudeo en los principales puntos turísticos de
Cancín, a la vez que sostiene una feroz batalla con “Los Combos” que
le disputan el territorio, pero que tuvieron que aliarse para poder
hacerle frente. (Agencias)

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta