CARLOS JOAQUÍN NO PUEDE HACER OÍDOS SORDOS

0
395

CAFÉ MARRÓNPor Rafa Martínez Cristo

Vaya que el gobernador Carlos Joaquín González ha decidido defender a costa de todo su decisión de nombrar a sus colaboradores, sin importarle que algunos de ellos sean rechazados y hasta insultados por la sociedad quintanarroense, en especial a través de redes sociales, como en el caso de su nuevo jefe de oficina, Miguel Ramón Martín Azueta.

En verdad que el mandatario y su colaborador debieron haber usado un traje de teflón para que se les resbalaran la serie de improperios, groserías, sapos y ranas emitidos por decenas o hasta cientos de personas que así expresaron su rechazo al nombramiento del ex alcalde de Solidaridad, envuelto siempre en una serie de deleznables situaciones en esta entidad.

El incluir a Miguel Ramón Martín Azueta en su gabinete no es, pues, lo que los quintanarroenses esperaban de un gobernador que insistió una y mil veces que combatiría la corrupción y los abusos.

“Si el gobernador ya lo perdonó, los quintanarroenses no”, decía una publicación en redes. Otra: “Carlos Joaquín, nos hubieras dicho quiénes conformarían tu gobierno para no votar por ti”. Una más: “Miguel Ramón, sólo le falta llamar a Gregorio Sánchez para entrar a Guatepeor”…

Esas fueron sólo algunas de las publicaciones subidas a Facebook o a Twitter (hubo algunas peores).

El gobernador no puede hacer oídos sordos a este tipo de expresiones ganadas a pulso por este servidor público, quien durante años se ha visto envuelto en hechos bochornosos y deleznables que la ciudadanía no olvida.

Muchos aseguran que este puesto será momentáneo, es decir, “de aquí a que la vuelva a regar, a cometer otra de las suyas”. Lo malo es que Miguel Ramón ya no tiene nada qué perder, pero el gobierno sí…Y Quintana Roo, más.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta