AUTODEFENSAS: NUNCA DIGAS NUNCA

0
358

EL LAVADERO 

Por Niza Puerto

 

Ya no se trata de rancherías ni de pueblos olvidados, ahora se habla ni más ni menos que de una de las tres ciudades más importantes del país, como lo es Guadalajara, capital de Jalisco, en cuyos se han comenzado a formar grupos de vigilancia conocidos como autodefensas.

Así es comadres, suegras y cuñadas. Si en esa ciudad la gente empieza a responder así ante los elevados niveles delictivos ¿qué podemos esperar en el resto del país?

Estas autodefensas han estado luchando contra los cárteles de drogas en los estados vecinos de Michoacán y Guerrero en últimos años, pero su formación en la gran ciudad de Guadalajara, es más reciente y ha sido reportada por medios locales.

En el Salto, Raúl Muñoz, de 59 años y exguerrillero, dice que dirige las 27 células de autodefensas más grandes esparcidas en todo el pueblo.

Señala a posibles miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG). Cuenta también que el grupo criminal tiene “control total” de El Salto y el municipio vecino de Tlajomulco.

El CJNG es una que ha crecido y se ha extendido rápidamente en los últimos cinco años para convertirse en uno de los grupos criminales más poderosos de México. Hace unas semanas dimos cuenta de ello en Cancún, luego de que aprehendieron a algunos de sus integrantes, tras la comisión de un homicidio.

El hecho es que los habitantes de El Salto se organizan para combatir al crimen, especialmente al Cártel de Jalisco Nueva Generación que opera en el estado de Jalisco.

Esta organización de autodefensas se une a los ya existentes en otros estados, dada la falta de protección y vigilancia del Gobierno, que no deja de tachar a estos como ilegales e incluso anarquistas.

Aclaro que no los apoyo ni los defiendo, sin embargo, desde esta mi trinchera, aclaro que si en algún momento me llegara a sentir arrinconada y presa del dolor y el miedo, yo también tomo un fusil y me escabecho al primer cabrón que se atreva a amenazarme a mí, a mi familia y a mi patrimonio.

Y que el gobierno diga misa… A eso nos están orillando

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta