Con la privatización del agua en Playa del Carmen aumentan cobros hasta 100%

0
401

Playa del Carmen.- Con la entrega de la concesión del servicio de agua potable a la empresa Aguakán, el costo del vital líquido se incrementó casi un cien por ciento en menos de un año en Playa del Carmen, de acuerdo con denuncias que se están presentando ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

En menos de 9 meses, los recibos del servicio de agua potable que antes emitía la paraestatal CAPA y que ahora factura Aguakán, dan constancia de que el metro cúbico pasó de 16 pesos a 25 pesos, aproximadamente, dependiendo de la zona de la ciudad.

Un consumidor, en su denuncia ante Profeco, documentó con sus propios recibos que apenas en septiembre del 2015, el costo del metro cúbico era de 15.67 pesos, pero para marzo del 2016 el costo aumentó a 19.09 pesos. Sin embargo, en el último recibo que le llegó y que deberá pagar en mayo, el costo del metro cúbico ya se está cobrando en 25.96 pesos.

Adicionalmente, Aguakán está cobrando un impuesto por alcantarillado y un impuesto por saneamiento que en este mismo periodo se incrementó en más de 100 por ciento, independientemente de si en la zona hay cobertura de drenaje o no.

Así las cosas, si antes pagaba poco más de mil pesos por el servicio de agua potable, ahora el recibo se ha incrementado en más de 100 por ciento.

El denunciante, Juan Valdivia Berrones, dijo que en su caso particular, no existe drenaje, por lo que desde que construyó el inmueble por el cual tiene que pagar el servicio de agua, se le obligó a construir una fosa séptica con todas las medidas de seguridad, la cual cada cierto tiempo se tiene que sanear, lo que representa un costo adicional que él tiene que absorber, ya que Aguakán nada más cobra el impuesto, pero no da el servicio.

Dijo que en Profeco se han mostrado renuentes para aceptar su queja contra Aguakán, en la cual se solicita una reducción en el monto a pagar en los recibos no sólo por el incremento de casi el 100 por ciento del costo del agua, sino por los servicios que no se aplican.

El argumento es que en el caso del impuesto por alcantarillado y el impuesto al saneamiento fueron autorizados por el Congreso y que la empresa nada más lo cobra.

El 12 de diciembre del 2014, en una sesión maratónica que empezó el jueves y que se prolongó hasta la madrugada de ese viernes, el Congreso de Quintana Roo aprobó una ventajosa y opaca concesión del servicio de agua potable en favor de la empresa Aguakán en tres municipios -Cancún, Isla Mujeres y Solidaridad- que durará hasta el año 2053, así como la venta de activos y endeudamiento de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) que mantendrán a este organismo lastrado durante los próximos 15 años.

Previamente, el 8 de diciembre de ese 2014, el Ayuntamiento de Solidaridad, en una sesión a puerta cerrada que encabezó el alcalde Mauricio Góngora, actual candidato a la gubernatura de Quintana Roo, se había aprobado la concesión del agua a Aguakán sin que las autoridades explicaran los motivos o, hasta el día de hoy, rindieran cuentas sobre esta polémica decisión. (Noticaribe)

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta